MERENGUES CON ALMÍBAR DE CILANTRO

De vuelta… aquí, allá, de mucho… pero no de todo… a eso me niego…

meren29

 

Nuestra vida avanza mientras volvemos de, hasta, para, por, según, sin…  importante es saber quien nos espera, tanto como a quien recibimos para abandonarnos a esa dulce y amarga fusión entre encuentro y despedida.

El verano es un buen momento para ello… la casa suena a incombustibles risas infantiles, huele a familia, amistad…  la cocina late imparable bombeando convivencia y entre sus elásticas paredes se saborean únicos momentos con billete de vuelta, pero que alimentan el para siempre”.

La terraza, pulmón donde oxigeno mis prioridades, se convierte en un improvisado altar donde trasladar ese compartido rito a la vida, que es la comida, y donde nunca me sacio de largas conversaciones, ni multianaranjados y violaceos atardeceres… y , sin proponérmelo, ni evitarlo, me dedico a prescindir, renunciando, incluso, a la memoria para llenarme sólo de  lo único importante: los míos… mi familia y los que vienen a formar parte de ella, no importándoles la distancia a recorrer para ello…

A pesar de estar junto al mar, no es salado el sabor que el verano deja en nosotros… éste, en concreto, sabe a MERENGUES CON ALMÍBAR DE CILANTRO.

meren47

INGREDIENTES PARA EL MERENGUE

Claras de huevo (3)

250 gramos de azúcar

6 cucharadas de agua

Ralladura de limón

Unas gotas de limón

Canela

No por sencilla hay que descuidar los detalles al preparar esta receta… para empezar, las claras deben estar a temperatura ambiente para que monten mejor.

Aunque puede hacerse, me vais a permitir que de por hecho que vamos a utilizar un robot de cocina o batidora eléctrica con accesorio para montar claras…  en el vaso mezclador de éste pondremos las claras y unos 75 gr del azúcar de que disponemos, unas gotas de limón (no muchas), ya que ésto ayudará a que el merengue quede más firme y la ralladura del mismo, que aportará un sabor cítrico fantástico. Lo ponemos a batir a velocodad máxima.

Mientras se montan las claras, en un cazo hacemos un almíbar con el azúcar restante y el agua. Lo cocinamos hasta conseguir el llamado punto de bola, el cual se consigue cuando ha empezado a espesar. Se retira y, sin dejar de batir con el robot, ir dejando caer muy despacio un hilo de almíbar para que vaya añadiéndose a la mezcla poco a poco. Después añadimos la canela.

Seguimos batiendo hasta que el vaso de la batidora, que ahora está caliente, se ponga templado, momento en el que reduciremos la velocidad, batiendo hasta que esté fría.

meren42

meren36

meren33meren38

 Una vez hecho el merengue, sólo queda introducirlo en una manga pastelera, en la que podéis poner una boquilla con la forma que os guste, y sobre una bandeja cubierta con papel parafinado, comenzáis, en círculo y de mayor a menor, levantar unos conos de merengue del tamaño que deseéis, si bien no se hacen demasiado grandes.

Antes de introducir los merengues en el horno, lo precalentamos a 100º y los horneamos durante 1 hora.

meren40

INGREDIENTES PARA EL ALMÍBAR

1/2 vaso de agua

4 cucharadas de azúcar

Hierbabuena

Cilantro

Menta

Este almíbar fue fruto de uno de esos momentos cocina concurrida tan maravillosos en los que horneaba merengues, conversaba y atendía la curiosidad de las pequeñas de la casa…

Muy sencillo de hacer, ponemos la hierbas en el agua y trituramos. Una vez molida, llevamos la mezcla resultante al fuego donde haremos el almíbar añadiendo el azúcar. Unas lágrimas con estas reinas aromáticas en almíbar, que aportarán un toque fresco y dulce que potencia el sabor de este merengue alimonado, además de embellecerlos…

Uno de los dulces más característicos en Canarias, ideal para esas charlas con café…

meren25

meren26

meren30

 

 Feliz momento!…

Print Friendly

Comentarios

  1. Ángeles Abad dice

    Wow!!! esto si que es saber regresar! deliciosa entrada… yo, que me siento incapaz de crear toda esa belleza en la cocina, disfruto y saboreo despacito cada una de tus palabras y tus imágenes con auténtico regocijo. Gracias siempre, Ana.

  2. yolanda dice

    Holaaa!!!
    Después de un tiempo, me vuelvo a asomar por esta, tu cocina virtual y desde luego, entre tus fotos, tus palabras e imaginar cómo sabe todo lo que explicas, haces que hasta a mí me den ganas de salir corriendo para ponerme “manos a la masa”. Esperaré tus próximas recetas e incluso, preparará alguna de ellas.
    Graciassss.

    • anarosique dice

      Gracias a ti, y siempre, Yolanda!… qué alegría que me recibas con estas ganas!… es la mejor recompensa al trabajo realizado y al sueño perdido, jajaja!!… Y sí… mete las manos en la masa porque merece mucho la pena… no pueden salirte mal, están buenísimos y ya has visto la pintaza que tienen!… Son ideales para obsequiar a familiares o amigos por esa tarde de charla fantástica.
      Besos!!

    • anarosique dice

      No sabes cómo agradezco tu comentario, Rafa, porque en la fotografía pongo la misma pasión e imaginación que a la cocina. Cada día me cautiva más… es como si estuviera alimentando una parte de mí que la necesita como canal de expresión.
      Me alegra y anima muchísimo que te gusten…
      Infinitas gracias por tus palabras y tu apoyo. Besos!

  3. wike100 dice

    Las recetas de Ana son siempre verdaderas obras de arte culinario … y mucho más. Cual cartel de ANONIMAN, en el “prologo” que antecede a cada receta, uno llega a pensar que la está elaborando pensando en uno mismo. Pero es que al contemplar la descripción de la receta esta se convierte en algo sublime con las imágenes limpias, rayando con la perfección.

    Estas son las sensaciones que yo al menos he experimentado al ver la versión renovada de su blog, del que debo reconocer que, por más que intento describirlo con una palabra no soy capaz de encontrarla.

    A mi entender, con mucho acierto nos lo da a conocer en un momento que coincide con la “rentrée” en la que todos sin excepción nos replanteamos nuestros objetivos para el próximo curso. Igual tenemos que dejar en nuestros quehaceres diarios un huequecito para disfrutar de los placeres culinarios, tal como lo entiende esta mujer extraordinaria y UNICA!!!

    Gracias, muchas gracias, Ana por compartir tu sabiduría con todos nosotros.

    • anarosique dice

      Madre mía, Jesús… no existen las palabras que puedan agradecerte semejantes consideraciones… es imposible no emocionarse con las declaraciones de confianza dedicadas a mi particular manera de mirar a la cocina y la vida en general.
      GRACIAS de las que no se olvidan…

Deja un comentario