MADRES E HIJOS

Tenerife es, ahora, mi hogar… qué importa de dónde vengo, si lo justo es pertenecer a todos y cada uno de los lugares que nos abrieron los brazos, los cerraron después para abrazarnos y en los que transcurrió parte de nuestra vida…

Cuántas veces la realidad me ha hecho fantasear sobre qué tipo de mecanismo hace que determinadas personas lleguen a nuestra vida y en el momento en que lo hacen… y, aunque no haya explicación y sea fruto del azar, lo cierto es que es fácil sentir que algo tan invisible como poderoso nos conecta y parece saber porqué. De la misma manera, siento que ocurre con lugares, que, por muy lejanos y ajenos que fueran a la vida que hemos llevado hasta entonces, acaban perfilando nuestra propia identidad.

frontal

Cuando llegué a esta isla sentí que pertenecía a ella, tanto como pertenezco al lugar donde nací o aquel en el que tanto viví… Tenía un gran motivo, el amor siempre lo es… y éste, del que insisten en decir que es ciego, me abrió los ojos a un mundo desconocido… a un lugar bautizado con fuego creador donde no puedes sino vivir de otra manera… sabiamente…

Ya desde el aire, antes de pisar Tenerife por primera vez, quedé atrapada… me cautivó o, simplemente, lo reconocí, como sucede con el que es el amor de tu vida…

En general, no conoces un lugar hasta que no te pierdes en sus calles, te detienes ante sus fachadas como si de un cuadro se tratara, buscas su naturaleza para reconciliarte con ella, lo hueles, lo pruebas y te sumerges en su día a día, que es el que le confiere su verdadera esencia y significado…

En este edén de rincones inagotables, la naturaleza, a veces con el hombre como intermediario, cuenta historias fascinantes, que disfrazadas de cotidianidad, relatan, sin cesar, el continuo milagro de la vida. El nombre de este proyecto tiene mucho que ver con ello: el fruto está vivo, tanto como el entorno que lo alimenta y en el que crece… La Compañía son las vidas, entre las que se encuentran la mía y la de los míos, forjadas por los sentimientos y experiencias que, como el fruto, se  alimentan y crecen sobre este escenario natural inolvidable.

  Al plátano, que más que un alimento, es un buque insignia del Archipiélago Canario, lo llamo, aquí, a representar todo lo conocido y lo que no puede dejar de conocerse, gestado en esta tierra porque estas islas son mucho más que un bellísimo y relajante lugar donde ir de vacaciones o la cuna del fruto que las abandera… son un paraíso… mi paraíso.

puesta-de-sol

Del plátano se sabe su procedencia, pero no, así, la historia que hay detrás… vamos?!!…

Perteneciente a la familia de las musáceas y del género Musa, como todo lo que inspira algo maravilloso, la platanera, aunque a muchos sorprende, es una hierba y no un árbol. Una hierba que lo único que comparte con las de “mala reputación” es su forma de reproducirse. Sin embargo, ésta es una especie dotada de cierta belleza y dramatismo, adquiriendo un paralelismo metafórico con lo que, a nivel animal, supone, en ocasiones, ser madre…

ma6

No necesita mas que un suelo bien compostado y húmedo para que de sus raices brote uno o dos hijos; posteriormente, la mano del hombre, acometiendo un proceso de selección no natural, decide cuál de ellos es más fuerte o está mejor ubicado y desechará al otro. De esta manera se asegura que el hoy hijo y madre en 13 meses, crezca con mayor fuerza y de buen provecho de su potente savia, pariendo una majestuosa y bella flor que se transformará en una espectacular piña de generosos y dulces plátanos.

ma1
ma2

Como si estuviera dotada de un instinto no permitido a su especie, la madre platanera alimenta su fruto hasta quedar estéril. El peso del mismo, que puede alcanzar hasta los 100 kilos, y la envergadura de su hijo, preparado, ya, para recoger el testigo, avisan a esta progenitora de que su momento ha llegado. Doblegada por el peso de su creación, necesitando ayuda para no caer antes de finalizar su cometido, se somete al sacrificio final en favor de su descendiente: y cortado el fruto, la planta madre será sesgada.

trabajadoresimg_1113-2

andrecc81s03032011-20110303-cortando-fruta-el-apio-y-empaquetado-3713

ma3img_0686

Las piñas de plátanos son recogidas y envueltas con mimo por manos curtidas por la experiencia y trasladadas al empaquetado donde serán pesadas, desmanilladas, lavadas y, finalmente, empaquetadas para su inmediato traslado para ser comercializada.

03032011-20110303-cortando-fruta-el-apio-y-empaquetado-41
20110311-sat-lito-07103032011-20110303-cortando-fruta-el-apio-y-empaquetado-481
img_1181120110311-sat-lito-09-2

Existen diferentes variedades, pero en Canarias las más cultivadas son:  Gran Enana, Gruesa Palmera, Zelig, Brier y la Johnson negra.

Tenemos que remontarnos a finales del siglo XIX para encontrar el origen de este monocultivo en Canarias, implantado por compañías inglesas que controlaban la producción y exportación al continente europeo, favorecido por la instauración de los puertos francos, siendo, desde entonces, uno de los pilares de la economía canaria.

20111210-alvaro-y-yoyi-la-esperanza-013

03032011-20110303-cortando-fruta-el-apio-y-empaquetado-74

A pesar de proceder de las mismas variedades, las diferencias con las denominadas bananas son evidentes y esto es debido a dos factores:  el clima de las islas y la menor distancia en el trayecto que el fruto debe recorrer después de cortado, los cuales inciden directamente en el mayor tiempo de maduración en la planta y el superior grado de humedad que éste contiene, obteniendo como resultadolo un mayor dulzor y melosidad en el fruto.

El plátano canario está de enhorabuena, ya que acaba de recibir el distintivo de calidad de la UE, denominación de origen protegida, sumándose, así, a un exclusivo listado de productos agroalimentarios de calidad. Esto supone el reconocimiento mundial de la excelencia de un producto del Archipiélago que queda diferenciado de otros por el medio geográfico en el que es cultivado y por las tradicionales prácticas utilizadas para ello.

En cuanto a su valor nutritivo, el plátano, además de poseer propiedades antitumorales y fortalecer el sistema inmunitario, es rico en potasio, hierro, magnesio y vitamina B6, a la vez que posee menos carbohidratos y azúcares solubles que su pariente la banana.

Los beneficios mencionados, el esmero y esfuerzo con el que es cultivado mientras se beneficia de un clima único, lo hacen merecedor de ser el rey omnipresente de nuestras mesas… un generoso alimento con el que, además, podemos contar todo el año!…

No lo olviden!… por sus pintas lo reconocerán…

tata

Mi suegra es una cocinera y anfitriona maravillosa, para la que siempre es una fecha especial en la mesa (el amor a la cocina y a los suyos es un buen motivo de celebración)… y sobre el mantel, compitiendo en sabor, distintos platos, a cual más apetecible, que llegan a poner al comensal en el compromiso de no saber por cual empezar…

Con ella comparto el gusto por la opción bufet, preparando varios platos, que, dispuestos  en el centro de la mesa, invitan a degustar aquello que más apetezca.

Fue una alegría descubrir que compartiría con ella la pasión por la cocina, ya que he aprendido mucho sobre gastronomía canaria a su lado. De ella me fascina su meticulosidad, respeto y conocimiento del producto, así como la importancia de cuidar cada detalle en el proceso de preparación, por simple que pueda parecer…

La primera receta que me enseñó fue este postre, que ahora comparto con vosotros y con el que hoy haremos un guiño al plátano canario. Esta es una receta “3b”: buena, bonita y barata… categoría muy apreciada por expertos paladares en degustar platos de lujo en tiempo de crisis, jajaja…

Este postre es de esos que gustan especialmente y no sólo por su sabor, sino porque es perfecto para esa cena improvisada con amigos y sin mucho tiempo para organizarla…  Un tropical broche que dejará un agradable recuerdo de ese encuentro.

PLÁTANOS AL HORNO CON MERMELADA


ma4

Ingredientes para 4 personas

- 8 Plátanos (2 por persona)

- 370 gramos de mermelada

- Mantequilla sin sal

- Azúcar moreno

- 10 gramos de galletas molidas

- 25 gramos de nueces

- 10 gramos de pasas sultanas

- 5 gramos de coco rallado (opcional)

- Helado de vainilla

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 20 minutos

lapa12

Elaboración

Con la mantequilla a temperatura ambiente, untamos, sin miedo, pero sin pasarnos, el fondo de una fuente refractaria. A continuación, espolvoreamos con un poco de azúcar moreno la capa de mantequilla. Pelamos los plátanos y, enteros, los colocamos ordenadamente, encima del azúcar, volviendo a untar un poquito de mantequilla sobre cada uno de ellos.

Después hay que picar las nueces, pero no demasiado, a trozos pequeños, y las espolvoreamos sobre los plátanos, al igual que las galletas, que éstas sí estarán molidas.

Llegados a este punto, necesitamos la mermelada… Este producto tiene un marcado caracter tropical en las islas, dada la gran variedad de frutas que se encuentran aquí… La mermelada de mango, papaya o calabaza son ideales para esta receta, pero la de albaricoque o naranja son más fáciles de encontrar y quedan muy bien… Una vez elegida, la mermelada se vierte encima de los plátanos.

pl3libro1

20110414-santa-cruz-081img_00601

img_00661img_01032

anabelfachada

Dejamos caer las pasas sultanas por encima de la mermelada. La receta original no lleva coco rallado, pero yo se lo pongo porque creo que va muy bien con el plátano y potencia el toque exótico de la receta… Rociamos sobre la fruta, una ligera lluvia de coco rallado para coronar y al horno!… allí estará unos 20 minutos a 180-200 grados.

Emplatamos nuestro postre acompañado de helado de vainilla… un frío y agradable contraste que pronto comienza a derretirse por la temperatura de la salsa de mermelada y frutos secos y cuya combinación es una perfecta mezcla de sabores, texturas y temperaturas…

Qué disfruten!

 cuchara

pl4

Print Friendly

Comentarios

  1. dice

    …y, aunque no haya explicación y sea fruto del azar, lo cierto es que es fácil sentir que algo tan invisible como poderoso nos conecta y parece saber porqué…IMPRESIONANTE pistoletazo de salida! estoy orgullosa de ti, de sentirme unida por ese algo invisible y de la belleza de tu existencia! TE QUIERO!! y ya estoy deseosa de seguir leyendo y aprendiendo!

    • dice

      Muchísimas gracias, Yolanda!… Espero que disfrutes mucho con las recetas canarias que vayas conociendo aquí… son especiales y tienen en cada sabor un porqué que se comprende inmediatamente cuando vienes aquí… así que… te apuntas???… Besos!!!

  2. Jone dice

    Qué ganas me han entrado de volar a Tenerife y pedirte que me enseñes tantas cosas… Gracias por compartir estas vivencias tan bonitas y enriquecedoras :-)). Me alegro de que tengas este rinconcito donde poder encontrarte también. Gracias!! Muxus

  3. Leo dice

    Que suerte haberos encontrado en el camino!!! Yo disfruto con este nacimiento de “platano & co” , pero llego al summun con vuestro “platano & friendship”. Se aprecia mucho cariño y afectividad en tus palabras Ana, esto va bien! ¿ sera el potasio¿. Un abrazo de Juan, desde Malaga.

  4. Inma dice

    Enhorabuena amiga!!!! He tenido el privilegio de disfrutar de vuestra “Barra libre de cariño” en los peores días de mi vida, y como no…. de tus espectaculares costillas con piña!!!! Te deseo todo lo mejor. TQM

  5. juana dice

    Me parece tan maravilloso todo lo que escribes !!!! …No he leido nada mejor en mucho tiempo,y sobre todo nada que salga tan limpio,brillante y a la vez sincero.Amiga…lo haces realmente bien. Y me gusta saber que te has buscado esta ventana a la que asomarte con tu alegria. MAGNIFICO!!!!.
    BESOTE

    • dice

      Ay, Juana… muchísimas gracias!… Qué bonitas palabras… como todo lo que viene de ti…
      Me alegro muchísimo de verte aquí, en mi rincón… compartiendo esta aventura conmigo… No te vayaaasss!!!…
      Un beso enorme, agradecido y emocionado…

  6. PACO CANCIO dice

    Ana, estupendo comienzo¡
    Mil felicitaciones y mucho ánimo que lo más dificil, arrancar…decidirse, ya está hecho.
    Sugiero que multipliques el eco Tenerife creando secciones, una podría ser la de “sitios, en la que compartas las experiencias en lugares de la Isla que creas interesantes y que permitan al viajero del futuro ir sobre seguro y descubrir espacios con encanto. La otra, fundamental, es sin duda la de la gastronomía, crítica de restaurantes y tabernas. Escuela no falta, y si es necesario acudo presto a juzgar.
    Besos desde Madrid.

    • dice

      Muchísimas gracias, Paco!!!… este rincón acaba de nacer y, a penas, ha dado tiempo mas que a saludar, jajaja… pero, por supuesto, que, parte de la idea, pasa por mostrar maravillas ya reconocidas, tanto como las escondidas y que son dignas de admirarse de igual manera…
      Sobre la crítica gastronómica, te diré que los consumidores somos los críticos que más debemos interesar al propietario de cualquier establecimiento gastronómico y, como una de ellos, haré referencias de apoyo a aquellos lugares que me transmitan autenticidad y buen hacer… También es muy importante para mí hablar de los fantásticos productos existentes en las islas, de su concreto entorno y medio de producción… fiestas y costumbres…
      No es un blog de cocina sin más… hay un poco de las islas y de mí en cada entrada… y espero guste y sirva a quienes decidan venir y a los que, aún, no puedan, al menos, acercarles, al menos, parte de su sabor…
      Gracias por tu apoyo… me alegra mucho verte aquí, en este creado archipiélago de imágenes y palabras… pero, sabes, que en la isla amable, estamos, siempre, esperándote…
      Besos!

  7. Ángeles robledo dice

    Enhorabuena Ana como siempre magnífico todo lo que te propones y llevas a cabo. Cariño y amor se desprenden de tus palabras y recetas, de algunas de las cuales doy fe son celestiales y mágicas. Espero que se me contagie algo de tu buen hacer. Estoy orgullosa de ser tu amiga, gracias muchisisos besos. Angeles

    • dice

      Gracias, Ángeles!!!… Qué bonitas palabras…
      Soy muy afortunada por tener una amiga como tú, que está siempre ahí, brindándonos tu apoyo, amistad, ayuda, fuerza y tu eterna sonrisa…
      Eres tan especial como importante para nosotros…
      Un millón de besos!

Deja un comentario