COSTILLAS CON MILLO Y MOJO DE CILANTRO

123

Ayer, después de dar un breve paseo por esa galeria de arte improvisada que era el paseo de La Rambla y fotografiar sus obras, me fui a casa a disfrutar de un día entrañable con dos mujeres y madres maravillosas donde las haya… Angeles y Clara… y mientras veíamos jugar incansablemente a nuestros hijos, pensábamos lo afortunadas que somos por tener el mayor de los privilegios… el amor que nos dan…

Los humanos estamos hechos de vínculos y momentos… por lo que, tal y como yo lo veo, compartir mesa es compartir vida… es degustar cucharadas de afecto que ayudan a digerir este complejo y delicado plato que es la vida.

Tengo que decir que las costillas con millo son la opción estrella en mi casa… gustan mucho, sobre todo a los niños… son fáciles y muy cómodas de preparar, lo que te permite seguir compartiendo conversaciones y, en ellas, todo tipo de emociones… exquisitamente sencillas!

Es un plato tradicional con el que te sientes más en comunión con este afortunado lugar porque así te lo recuerdan sus característicos ingredientes…

x9

Ingredientes para 4 personas

- 16 costillas de cerdo saladas

- 1 cebolla grande

- 1 cabeza de ajos

- Piñas de millo (mazorcas de maíz frescas o cocidas en su defecto), 1 por persona

- Papas grandes, 1 por persona

Elaboración

Tiempo de preparación: 10 minutos

Tiempo de cocción: 3 horas y 30 minutos para cocer las papas

Dificultad: facilísimo!

x51x50

Fijamos una cantidad establecida de costillas por persona ( yo recomiendo 4) porque esto nos ayuda a calcular con más precisión las que vamos a necesitar.

Estas costillas están envueltas en sal y esto da a la carne un sabor, color y textura muy diferente al de la costilla cocinada al natural. Esta carne queda más rojiza, con apariencia y sabor parecidos al jamón, debido al proceso de salado, motivo por el cual, si se compran con sal, habrá que tenerlas un día, como el bacalao, desalándolas previamente, hasta quedar con la cantidad de sal adecuada… o bien se compran en su punto de sal, que es lo que yo hago y recomiendo porque facilita mucho el proceso y el sabor es igual de bueno.

El maíz es aconsejable usarlo fresco, pero no siempre se encuentra o es lo suficientemente tierno, por lo que podemos usar maíz envasado al vacío y refrigerado muy fácil de encontrar en cualquier gran superficie. Si el que vamos a usar es natural se añadirá a la cazuela desde el comienzo de la cocción, ya que tiene que hervir tanto como las costillas… pero si es envasado, lo incorporaremos en el momento de añadir la papas, sólo para impregnarse del sabor del caldo de la carne. Se parte cada piña de millo en dos y se sirven uno o dos trozos por plato.

129x6

x5x8

En una cazuela ponemos 16 costillas, una cabeza de ajos, una cebolla grande cortada en cuatro partes, el maíz y cubrimos con bastante agua, tengan en cuenta que va a soportar 3 horas de cocción porque de lo contrario esta carne no quedará blanda.

No hay que añadir sal, puesto que las costillas ya la tienen y, pasadas las tres horas, la pinchamos para asegurarnos de que está en su punto y será entonces, cuando añadamos las papas… si son grandes, con una por persona es suficiente, pero como todo, al gusto del consumidor…  20 o 30 minutos después, estarán hechas.

Si, además, acompañamos este manjar con un pan de chorizo, o de pimiento, elaborado por María de la panadería La Peregrina en Valle de Guerra (Tenerife), podrán huír de cualquier cosa, menos del éxito…

MOJO DE CILANTRO O MOJO VERDE

Ingredientes:

- 1 manojo de cilantro fresco

- 2 ajos

- 1 cucharada de postre de comino en grano

- 350 ml de aceite de oliva suave

- Pimienta al gusto

- Un chorrito de vinagre de Jerez

-Sal al gusto

120

El mojo, ese soberano de la mesa canaria, que deja su inconfundible impronta en los alimentos que realza, como en quienes lo degustan… tiene diversas variedades que iremos viendo, pero el plato que preparamos hoy, es aderezado con mojo de cilantro, también llamado verde.

La manera tradicional de preparar el mojo es en un mortero, machacando los ingredientes con esfuerzo, para después ir añadiendo el aceite y el vinagre… hecho de esta manera conseguimos extraer un mayor sabor de las hierbas y especias utilizadas, pero para facilitaros el trabajo, vamos a hacerlo con ayuda de una batidora o robot de cocina, ganando un tiempo que no suele sobrarnos… Lo complicado es hablar de cantidades porque el punto es algo muy personal, gustándole a unos con más ajo, a otros más denso o ligero…

122

Yo lo preparo siempre “a ojo”, pero os doy unas cantidades orientativas sobre las que buscar vuestro particular punto…

Sencillísimo de hacer, introducimos en un robot de cocina el cilantro muy bien lavado, el comino, pimienta molida, los ajos, la sal, el aceite y el vinagre y trituramos. Si al finalizar, nos quedó muy espeso, añadimos más aceite sin problema.

Al estar conservado en aceite y vinagre el mojo dura mucho tiempo en la nevera…

x2

Qué disfruten!!!

Print Friendly

Deja un comentario