HUEVOS MOLE

huevos1

Para elaborar este exquisito postre necesitaremos:

Ingredientes para 4 personas

- 8 yemas de huevo

- 200 gramos de azúcar

- 400 cc de agua

Grado de dificultad: medio

Tiempo de preparación: 30 minutos+refrigeración

Este es un postre emblemático de la gastronomía canaria… sencillo, pero cuidando de ejecutar cada paso tal y como está indicado para que el resultado sea el esperado…

El origen de este postre tan canario no está claro… lo que sí podemos decir sin miedo a equivocarnos, es que encontramos versiones muy parecidas en diferentes países, como en Portugal, ovos moles, o Cuba. Parece ser que la recurrente utilización de huevos en la repostería canaria tiene que ver con la producción de vino, ya que las claras se usaban como elemento clarificador de éste, siendo las yemas sobrantes utilizadas, entonces, en repostería…

almibar2img_02161

Elaboración

Antes que nada, debemos preparar un almíbar muy dulce, para lo cual pondremos en un cazo 200 gramos de azúcar  y 400 cc. de agua. Dejamos que el almíbar se vaya haciendo hasta conseguir el llamado punto de hebra… A continuación, se aparta del fuego y se deja enfriar… Cuando el almíbar esté templado, empezamos a añadirlo poco a poco a las yemas, mientras se baten enérgicamente en un robot de cocina que disponga de accesorio para montar claras… Hay que seguir batiendo hasta conseguir una mezcla con textura de mousse y la mezcla esté fría, momento en el que la pondremos en copas o cuencos elegidos para servirlo y lo enfriaremos en el frigorífico.

Si su consumo no va a ser inmediato, es recomendable usar yemas pasteurizadas para evitar riesgos para la salud…

mole

Existen varias formas de preparar este postre, pero, hoy, quise mostrar  la más tradicional… Se sirve ofreciendo gofio para quien quiera mezclar un poco con este dulce mousse de yema de huevo… yo, sin duda, lo recomiendo!

Feliz momento!!!

 

Print Friendly

MERMELADA DE HUEVOS

merme10

De nuevo, otra tarde de domingo… sólo unos cristales me separan de la indecisa lluvia que cae y potencia el sentimiento de bienestar y protección que siento al estar en casa… y es que, aunque nos rodee un entorno maravillo, es curioso como, lejos de encerrarnos, hay paredes que nos liberan…

Traspasando el umbral de mi hogar, me adentro en un mundo al que quiero y admiro… un universo tabicado, en cuyas estancias se crea y comparte amor… donde todo me recuerda que soy afortunada viendo crecer a mis hijas, amando a un hombre maravilloso, experimentando con ellos el regalo que es la vida, llena de valiosos instantes únicos y donde se muestra espontánea y natural… “en casa”: ese lugar donde encontramos descanso, paz y, a la vez, donde nos fortalecemos unos a otros…

Amor, libertad, autoestima, identidad… estos, como tantos otros, son ingredientes que en la intimidad se cultivan para elaborar un gran plato que alimente a los nuestros… y aunque la vida eche sal a nuestra trabajada receta, siempre quedará esa mesa en torno a la cual recuperarnos, mientras saboreamos, rodeados de familia y amigos, quienes somos.

merme2

Y ya que estamos en casa, disfrutando del momento relajado y hogareño que nos proporciona esta bella tarde gris, he decidido preparar una merienda que anima, como siempre, a compartir, pero sin dejar de lado la curiosidad, que en el caso de mis hijas, adquirió un grado más que interesante al comentarles que iban a tomar mermelada de huevos…

merme6

Ingredientes

- 4 huevos

- 4 cucharadas soperas de mermelada de naranja amarga

- 300 gr de mermelada de jengibre

- 4 cucharadas de nueces picadas

- 2/3 cucharadas de Grand Marnier

- 75 gr azúcar

- Agua de azahar (opcional)

- Mantequilla

Elaboración

Esta sencilla receta atrapa de inmediato nuestra curiosidad por la descripción que de ella hace su nombre y os invito a que probéis a preparar este dulce que bien podéis servir en un desayuno especial acompañada de café, leche, té… o como un postre al que podéis acompañar de unos cortes de un buen queso tierno…

Hoy, de merienda y la hemos tomado sola… no os imagináis cómo huele al sacarla del horno!!!

merme3

Lo primero que haremos será picar las nueces… yo lo hice en un mortero para controlar mejor el tamaño de los trozos porque no quiero harina de nueces, pero tampoco que sean muy grandes… las diversas texturas nos permiten saborearlo con más intensidad, a la vez que nos recuerdan qué compone este dulce…

En un cuenco mezclamos las dos mermeladas, el licor,el azúcar y el agua de azahar. Recomiendo que las mermeladas sean de buena calidad porque esto mejorará el resultado final… podéis atreveros y probar otros sabores, pero yo usé dos de mis preferidas: mermelada de naranja amarga y la exquisita y exótica mermelada de jengibre… una maravilla!

merme7

A parte, batimos los huevos enteros, a los que incorporamos las nueces picadas y añadimos a la mezcla. Vertemos todo en un molde mediano, que debe tener papel sulfurizado en el fondo porque se pega con facilidad; el resto, lo untamos con mantequilla y espolvoreamos, después, con harina para evitar que se adhiera la mezcla a las paredes del molde.

merme8

merme9

Ponemos el molde en el horno al baño María, cubierto con papel sulfurizado, hasta que cuaje el huevo.

Se sirve frío… hoy, sólo lo acompañé de algunas de las nueces que había picado para la mezcla.

 merme11

Feliz momento!

 

Print Friendly

PAPAYA CON DÁTILES Y GUARAPO

papa2

Me encanta aprender el saber gastronómico popular del archipiélago, pero no por ello renuncio al impulso que me lleva a improvisar sobre la materia prima existente… y es que experimentar con los sabores, es toda una tentación…

papa5

La papaya es una fruta muy presente en la mesa canaria. Llena de propiedades y con un bajo contenido en calorías y grasa, es de sabor suave, agradable textura y no demasiado dulce. Hoy me regalaron una de la variedad hawaiana, de sabor un poquito más intenso, buenísima!… y, aunque en Canarias es muy habitual tomarla como postre, cortada en dados y regada con zumo de naranja, se me ha ocurrido prepararla, pero acompañada de dátiles y sustituyendo el jugo de naranja, por guarapo.

papa4

 

El guarapo es la miel extraída de la savia de la palmera canaria… muy dulce, de interesante sabor y menos espesa que otros tipos de miel, se presta maravillosamente para acompañar todo tipo de platos dulces o salados. Es por eso que he pensado que haría un buen equipo con esta fruta tropical de tímido dulzor.

 Pero creo que aceptan un tercer compañero de juegos y, como amante de los frutos secos, pensé que los dátiles serían una buena elección… y lo son…

Os propongo esta diferente, exótica, a la vez que facilísima y muy rápida, forma de tomar un postre o un magnífico desayuno.

Hoy dedico esta receta a la preciosa isla de La Gomera, patria del guarapo y de aquellos que con su trabajo mantienen vivo este tradicional y peculiar cultivo digno de ser conocido y degustado… todo un delicatessen.

sombreros3

Ingredientes ( todos al gusto)

-Papaya

- Guarapo

- Dátiles

Elaboración

Es tan sencilla que casi no hay ni que explicarla… Tan sólo hay que lavar y pelar la cantidad de papaya que vayamos a necesitar, cortarla en dados, como también haremos con los dátiles (naturales) y servir la fruta en un plato.

Para terminar, vertemos el guarapo sobre la fruta y estará listo para tomar…

papa1

No hay excusa para no probar algo tan sencillo, bueno y saludable… Disfrutadlo!…

Print Friendly