GAZPACHO CON PIMIENTA PALMERA

punta20

Es octubre, un mes fantástico para seguir en primavera… ¿Quién dice que las castañas asadas no apetecen a 27º C ?… Aquí todo invita incansable a ser saboreado de otra manera… dejar que nos invada el efecto sorpresa.

Pero volviendo al tiempo, y sin olvidar que el verano aquí se resiste a dejarnos, he pensado que podíamos contrarrestar el calor de las castañas con un buen gazpacho, que pido prestado a la guapa Andalucía y al que me he permitido la licencia de dar un toque canario, agradeciendo mucho el resultado.

punta17

La pimienta roja es uno de los ingredientes estrella cultivado en este paradisíaco rincón y que nos proporciona esa delicia llamada mojo rojo.

De varias clases, a las que diferencia el picante que corre por sus venas, la procedente de la isla de La Palma es de las más apreciadas y utilizadas, quizá por ese equilibrado caracter con el punto preciso de fuerza, lo que convierte su sabor en adictivo…

Tengo que confesar que cuando se me ocurre experimentar algo nuevo en la cocina, suelo elegir días en los que puedo disponer de un jurado que emita implacable su veredicto para no quedarme sólo con mi impresión y debo decir que, el versionado gazpacho de hoy, pasó la prueba y con buena nota… conquistó a pequeños y mayores.

Fácil, barato y rápido de preparar, el gazpacho es uno de los platos más versátiles que existen: de remolacha, sandía, frambuesa, almendras… y esta nueva versión que, a mi modo de ver, potencia y realza sus frescos y nutritivos sabores, a la vez que la invita a quedarse.

punta19

INGREDIENTES

3 Pimientas palmeras rojas frescas

3 tomates grandes

1 pepino

2 ajos

4 cucharas de aceite de oliva

Sal y pimienta

1 cucharada de vinagre de Jerez

punta18

punta29

Para la elaboración del tradicional gazpacho se necesitan ingredientes de los que prescindido en esta receta, pero es que no vamos a copiarla, sino a interpretarla, enriqueciéndola con un insular delicatessen.

Poco o ningún misterio tiene la elaboración de este gazpacho, cuya única dificultad reside en encontrar el punto de equilibrio entre todos los ingredientes, algo muy personal.

 punta23

 punta22

Lo demás es bien cococido… en un robot de cocina, introducimos los tomates pelados, las pimientas palmeras bien lavadas, y a las que quitamos todas las semillas internas, el pepino pelado y cortado, los ajos, el aceite, el vinagre, la sal y la pimienta al gusto y trituramos.

Como no he añadido agua, la textura se vuelve aquí más densa, siendo más parecida a la del salmorejo. Un termino medio que le da más presencia y una consistencia que favorece degustarse despacio, como la excelente crema fría que es.

punta24

 Feliz momento!

 

 

MERENGUES CON ALMÍBAR DE CILANTRO

De vuelta… aquí, allá, de mucho… pero no de todo… a eso me niego…

meren29

 

Nuestra vida avanza mientras volvemos de, hasta, para, por, según, sin…  importante es saber quien nos espera, tanto como a quien recibimos para abandonarnos a esa dulce y amarga fusión entre encuentro y despedida.

El verano es un buen momento para ello… la casa suena a incombustibles risas infantiles, huele a familia, amistad…  la cocina late imparable bombeando convivencia y entre sus elásticas paredes se saborean únicos momentos con billete de vuelta, pero que alimentan el para siempre”.

La terraza, pulmón donde oxigeno mis prioridades, se convierte en un improvisado altar donde trasladar ese compartido rito a la vida, que es la comida, y donde nunca me sacio de largas conversaciones, ni multianaranjados y violaceos atardeceres… y , sin proponérmelo, ni evitarlo, me dedico a prescindir, renunciando, incluso, a la memoria para llenarme sólo de  lo único importante: los míos… mi familia y los que vienen a formar parte de ella, no importándoles la distancia a recorrer para ello…

A pesar de estar junto al mar, no es salado el sabor que el verano deja en nosotros… éste, en concreto, sabe a MERENGUES CON ALMÍBAR DE CILANTRO.

meren47

INGREDIENTES PARA EL MERENGUE

Claras de huevo (3)

250 gramos de azúcar

6 cucharadas de agua

Ralladura de limón

Unas gotas de limón

Canela

No por sencilla hay que descuidar los detalles al preparar esta receta… para empezar, las claras deben estar a temperatura ambiente para que monten mejor.

Aunque puede hacerse, me vais a permitir que de por hecho que vamos a utilizar un robot de cocina o batidora eléctrica con accesorio para montar claras…  en el vaso mezclador de éste pondremos las claras y unos 75 gr del azúcar de que disponemos, unas gotas de limón (no muchas), ya que ésto ayudará a que el merengue quede más firme y la ralladura del mismo, que aportará un sabor cítrico fantástico. Lo ponemos a batir a velocodad máxima.

Mientras se montan las claras, en un cazo hacemos un almíbar con el azúcar restante y el agua. Lo cocinamos hasta conseguir el llamado punto de bola, el cual se consigue cuando ha empezado a espesar. Se retira y, sin dejar de batir con el robot, ir dejando caer muy despacio un hilo de almíbar para que vaya añadiéndose a la mezcla poco a poco. Después añadimos la canela.

Seguimos batiendo hasta que el vaso de la batidora, que ahora está caliente, se ponga templado, momento en el que reduciremos la velocidad, batiendo hasta que esté fría.

meren42

meren36

meren33meren38

 Una vez hecho el merengue, sólo queda introducirlo en una manga pastelera, en la que podéis poner una boquilla con la forma que os guste, y sobre una bandeja cubierta con papel parafinado, comenzáis, en círculo y de mayor a menor, levantar unos conos de merengue del tamaño que deseéis, si bien no se hacen demasiado grandes.

Antes de introducir los merengues en el horno, lo precalentamos a 100º y los horneamos durante 1 hora.

meren40

INGREDIENTES PARA EL ALMÍBAR

1/2 vaso de agua

4 cucharadas de azúcar

Hierbabuena

Cilantro

Menta

Este almíbar fue fruto de uno de esos momentos cocina concurrida tan maravillosos en los que horneaba merengues, conversaba y atendía la curiosidad de las pequeñas de la casa…

Muy sencillo de hacer, ponemos la hierbas en el agua y trituramos. Una vez molida, llevamos la mezcla resultante al fuego donde haremos el almíbar añadiendo el azúcar. Unas lágrimas con estas reinas aromáticas en almíbar, que aportarán un toque fresco y dulce que potencia el sabor de este merengue alimonado, además de embellecerlos…

Uno de los dulces más característicos en Canarias, ideal para esas charlas con café…

meren25

meren26

meren30

 

 Feliz momento!…